• Home
  • Institucional
  • Comunicación
  • Noticias
  • [Crónica] 8M: Charla y conversatorio en el marco de la muestra fotográfica "Cosa de Mujeres"

[Crónica] 8M: Charla y conversatorio en el marco de la muestra fotográfica "Cosa de Mujeres"

 

El 9 de marzo se llevó a cabo una charla y conversatorio en el Salón Multifuncional de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración (FCEA), en el marco de la exposición de fotos titulada Cosa de Mujeres, del colectivo de mujeres fotógrafas En Blanca y Negra. 

En la charla participaron Estela Peri, Lilian Castro Soto y Adriana Cabrera Esteve, integrantes de En Blanca y Negra; y Niki Johnson, investigadora de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República (Udelar). Por FCEA participó Jorge Xavier, decano de la facultad, y Ema Zelikovitch, integrante del Comité de calidad con equidad y Asistente de la Unidad de Comunicación, quien presentó el evento. 

El encuentro contó con la participación de docentes, estudiantes, funcionarias y funcionarios de facultad en un formato de mesa redonda participativa.

La apertura estuvo a cargo de Jorge Xavier. Comenzó por recordar la agenda de actividades que se llevaría a cabo en Udelar durante el mes de marzo, bajo el nombre “Por una universidad libre de machismo”.

El decano indicó la importancia de la concientización sobre el machismo como problemática, ya que “muchas veces somos víctimas, pero también somos victimarios. Esto implica poner en crisis convicciones y cuestiones con las cuales nos formamos y nos criamos”. En este sentido, indicó la importancia de la apertura y la humildad para la toma de reflexión sobre las propias actitudes. Asimismo, aseguró que la equidad de género se garantiza con tomas de decisiones firmes y el ejercicio de políticas y acciones adecuado. “En el ámbito académico, este tipo de problemas se dan por naturaleza, ya que hay relaciones de poder. Por eso, cada una de estas instancias llevadas aquí a cabo han contado con el apoyo pleno del Decanato”, dijo. 

49644071783 ecdfb4aab6 3k

Continuó con la exposición Lilian Castro, integrante del colectivo de fotógrafas:

“hace tiempo que nos planteamos la fotografía como medio de expresión. Con Estela nos tocó ya hace más de 30 años participar de la primera muestra de mujeres fotógrafas que se hizo en el país, llamada “Campo minado”. La vida siguió, y hace 5 ó 6 años que venimos cruzándonos con Adriana en movilizaciones populares, e intercambiando material. Un día, Adriana me propuso hacer una convocatoria abierta por las redes sociales para que, para el 8 de marzo, colgáramos las fotos que nos llegaran impresas en la Plaza Libertad, y veamos qué pasa. Después [de esa intervención] surgió la idea de continuar trabajando en conjunto, junto con otras personas. Luego definimos que era necesario ponernos a trabajar sobre la temática de la mujer. En poco tiempo, nos pusimos en marcha. Teníamos la idea de hablar de la mujer trabajadora. Luego se hicieron gigantografías que se colgaron en la Plaza Primero de Mayo”.

La idea era que el centro fuese la mujer como sujeto, y no como objeto: “el centro de nuestro trabajo es la mujer mirada por la mujer”. 

Castro finalizó mencionando la intención del colectivo es lograr que las mujeres se sientan identificadas y puedan ver de cuánto son realmente capaces de hacer.

Continuó Estela Peri: “La fundamentación tiene que ver con la sensibilidad que entendemos que la mujer tiene para hacer todo. Cuando colgamos esa muestra [de gigantografías en la plaza Primero de Mayo] descubrimos que se ponía en evidencia una sensibilidad a flor de piel. Después tuvimos unas cuantas muestras que también tuvieron la misma trascendencia. Nos propusimos sacar la invisibilidad de la mujer”.

Luego intervino Adriana Cabrera: “Quería comentar la cuestión de la imagen en Cosa de Mujeres, y hacer referencia a la cuestión del poder y de la espacialidad. Ángel Rama ya desarrolló la centralidad del poder en el territorio, y como ya hizo referencia Estela, el hecho de que la muestra se colgara en la Plaza Independencia, como espacio colonial era un lugar donde se nucleaban los estamentos de poder, era relevante. Disputamos ese espacio, que es un espacio común, con nuestra mirada de género, con el fin de naturalizar una imagen que dice que la mujer también puede ocupar espacios de poder”. Agregó: “Desde el arte podemos hacer dos cosas: o reproducir el statu quo, para lo cual funciona bastante bien, y es una cosa que los economistas saben, que es lo que más se compra; o bien, podríamos cuestionar la cultura patriarcal y construir contraculturas, y sacar a la mujer del espacio doméstico o del espacio de la mujer objeto. Hay otros roles que las mujeres, sentimos, tienen derecho a ocupar”.  

En último lugar intervino la socióloga Niki Johnson, quien dijo que es “un gusto encontrar una expresión que va al grano del problema”. Expresó que no es suficiente con los discursos políticos y académicos, sino que debe haber múltiples formas de interpelar la situación, y que en los últimos 35 años por lo menos, la vida pública sigue siendo fuertemente signada por la masculinidad.

Planteó: “Esta muestra interpela tres dimensiones de la representación política, en términos de Hannah Pitkin. Para la autora, esto tiene un aspecto descriptivo, un aspecto sustantivo y un aspecto simbólico.  La representación descriptiva tiene que ver con estar físicamente. Yo tengo que sentir que estoy ahí. Este es el caso del Parlamento, donde yo, de alguna manera, me veo ahí. De alguna manera, son espacios ocupados por hombres y blancos, de modo que en la realidad no están todos [y todas] representados [y representadas]. La segunda dimensión tiene que ver con qué se hace estando en el lugar de representación, cuáles son las acciones de esa persona y según los intereses de quién. Y la tercera dimensión, la simbólica, tiene que ver con cómo se ven desde afuera a los y las representantes como representativos [y representativas]. 

Estas tres dimensiones están reflejadas en la muestra a la inversa de lo que es en la realidad. Lo que vemos es que en Uruguay las mujeres ya tenemos hace 90 años los mismos derechos a votar y ser electas que los varones. En el nivel formal se respetan los derechos, pero en la integración de cargos políticos apenas llegamos al 20%”.

La presentación terminó con la participación en un foro donde los y las asistentes participaron con preguntas y aportes.

Ver galería de imágenes aquí