[Crónica] Debate: La campaña presidencial y sus referentes económicos

 

El jueves 5 de setiembre de 2019 tuvo lugar el debate “La campaña electoral y sus referentes económicos” en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración (FCEA).
Esta actividad se llevó a cabo en el marco de la conmemoración de los 70 años del Instituto de Economía (IECON), coorganizada junto a la Fundación Konrad Adenauer Stiftung y la Sociedad de Economistas del Uruguay. Se contó con el apoyo del Colegio de Contadores, Uruguay XXI, República AFAP, UTE, Banco Central del Uruguay, BID, CEPAL, Administración Nacional de Puertos (ANP), Banco de Seguros del Estado (BSE) y Comisión Sectorial de Investigación Científica (CSIC).

Participaron del debate Azucena Arbeleche, por el Partido Nacional; Luis Freda, por Unidad Popular; Fernando Isabella, por el Frente Amplio; Marcel Vaillant, por el Partido Independiente; y Ana Inés Zerbino, por el Partido Colorado. La moderación estuvo a cargo de Romina Andrioli. 

Apertura del debate

En primer lugar intervino Romina Andrioli, que dio la bienvenida y agradeció la masiva asistencia: “Parece que el tema que nos convoca interesa y mucho porque ha quedado colmado el salón”, dijo. Dedicó un agradecimiento también a la facultad y saludó a las y los referentes que iban a debatir. 

A continuación, Andrioli dio la palabra a Gabriela Mordecki, directora del IECON. Comenzó haciendo alusión a la masiva afluencia: “La verdad es que es impresionante la cantidad de gente y el éxito de la convocatoria. Esta es una idea que surge a partir de los festejos de los 70 años del Instituto de Economía de la facultad, y junto con la Fundación Konrad Adenauer y la Fundación de Economistas organizamos este debate. También participó la propia facultad, pues en el propio Consejo apareció esta idea y fue aprobada allí”. Cerró su intervención agradeciendo también a las y los ponentes.

Romina Andrioli contó la dinámica general del debate: “Vamos a empezar con una pregunta común para todos, donde cada debatiente podrá poner énfasis de acuerdo a sus programas y a los lineamientos de su partido. En una segunda instancia yo formularé una pregunta específica a cada debatiente. En el tercer bloque habrá preguntas cruzadas que se harán entre ellas y ellos y, si queda tiempo, en una cuarta instancia donde voy a tener la oportunidad de repreguntar a partir de algunos de los aspectos que se hayan tratado. Sobre el final, está prevista una instancia de participación del público a través de las preguntas que sean las más votadas a través de un link disponible”.

“La economía mundial presenta varios desafíos y Uruguay como país pequeño depende mucho de los vientos que soplen en el mundo y de la situación internacional”, expuso Romina Andrioli. La pregunta fue: “¿Qué propone su partido para enfrentar los desafíos que presenta la economía uruguaya que presentará en el próximo periodo de gobierno?”.

Cada debatiente contó con 4 minutos para exponer su respuesta.

Participaciones de referentes

En primer lugar intervino Marcel Vaillant: “El programa del Partido Independiente tiene que ver con identificar los aspectos estructurales, más de largo aliento y de larga mira que presenta hoy del Uruguay”, dijo.
Apuntó que Uruguay es una economía de ingreso medio-alto: “Hemos dado un salto en términos de ingreso per capita, a pesar de los problemas de crecimiento más recientes”. Señaló que existen “algunos sectores de actividad que funcionan con ritmos de productividad relativamente buenos, sobre todo los expuestos a la competencia internacional, pero hay otro sector de la actividad económica no. Tenemos problemas en lo que refiere a las acumulaciones de capital humano, de infraestructura, y tenemos también problemas a nivel de la integración social y de la distribución del ingreso. Estos son obstáculos que tenemos que remover”. Como soluciones a este panorama, planteó lo siguiente: “Los ejes tienen que ver primero con recuperar la estabilidad para el crecimiento [...], con mejorar la capacidad para prestar servicios por parte del Estado [...], garantizar controles adecuados que nos permitan conseguir información, evaluar y estar permanentemente mejorando la inteligencia de las políticas públicas. Finalmente tenemos un tema con la productividad que tiene que ver con la inversión, con el ritmo de incorporación de procesos técnicos y con la reinserción internacional.

En segundo lugar intervino Fernando Isabella.
“Nosotros entendemos que lo primero es valorar dónde estamos, valorar lo que se ha avanzado, y después plantear los desafíos”. Con esta, planteó dos objetivos fundamentales: “El primero es generar un marco de seguridad, de certidumbre, que es fundamental para cualquier actividad económica. El segundo objetivo, muy ligado al primero, es generar las condiciones para el desarrollo social y productivo. Está muy bien la estabilidad pero no alcanza, y esto es importante porque sería fácil mantener cierta estabilidad macroeconómica a la misma vez que tenemos maestros con sueldo de hambre o un sistema de salud que se cae a pedazos. El desafío principal ahora es recuperar el crecimiento económico, y eso requiere una transformación productiva”.

Con respecto a los avances tecnológicos aseguró que es fundamental incorporar más conocimiento y valor agregado a la producción, y eso requiere definir algunas apuestas estratégicas que van por el sector de la tecnología e información, por las industrias creativas y las energías renovables.

En tercer lugar intervino Luis Freda. “Concretamente lo que queremos plantearle desde la Unidad Popular es los desafíos que tiene en este momento nuestro país, que vienen por el lado básicamente de la creación de empleo y de cubrir una deuda social que tiene este país”. En este sentido, aseguró que se requiere “encender un par de motores, y dos motores fundamentales para la economía es el empleo y la educación”. Añadió que “por otro lado, es necesaria una inversión fuerte pública en vivienda de calidad y pensando en los jóvenes. En lo que refiere a la industria, no podemos seguir exportando materias primas, ganado en pie… tenemos que apostar a darle valor agregado a lo que hacemos. Para eso es necesaria una fuerte inversión en tecnología, capacitando gente y creando escuela agrarias”.

En cuarto lugar intervino Azucena Arbeleche. Comenzó su intervención destacando que “en primer lugar es fundamental ubicarnos en cuál es el Uruguay de hoy. Hoy tenemos una economía estancada, tenemos destrucción de puestos de trabajos, que es el mayor fracaso de la política económica actual y ese es el elemento en el que nos tenemos que centrar. El diagnóstico que hacemos es que la economía uruguaya ha perdido su competitividad y esto es transversal básicamente a todos los sectores de la economía”. Ante este planteamiento, explicó cuál es su propuesta: “Nuestra propuesta no va por el aumento de impuestos sino que va por el lado de tener un Estado más eficiente que pueda generar ahorros y trasladar eso a las empresas en general”. Para finalizar, dijo: “Este es el inicio de una agenda de protestas, y lo principal es generar crecimiento y empleo, y eso lo acompañamos de una serie de reformas estructurales: foco especial en las políticas económicas para micro, pequeñas y medianas empresas, foco especial en el emprendedurismo, foco especial en una inserción comercial internacional y foco especial en una forma de relacionarnos en el mercado laboral distinto basado en la cooperación y no en el conflicto”.

Por último lugar en esta primera ronda intervino Ana Inés Zerbino. Compartió el diagnóstico de Azucena Arbeleche, haciendo énfasis en que la economía ya hace un año no crece: “Es esencial poner la casa en orden para poder reactivar el crecimiento económico, que es la base fundamental para el desarrollo de las personas y de las empresas, y para mejorar el nivel de vida y bienestar de nuestro país”, dijo. “Para eso es fundamental crear puestos de trabajo. Si bien el salario real ha tendido al crecimiento en los últimos años, también nos parece que es importante hacer crecer el empleo y llevarlo a los niveles en los que estaba hace cinco o diez años. Por otra parte es fundamental bajar el déficit fiscal a niveles del 2% del producto”.

Con respecto al gasto, aseguró que “es fundamental tener un gasto más eficiente y hacer un ahorro dentro de las empresas públicas y también mejorar el clima de inversión, que es el marco en el que las empresas están dispuestas a invertir y para eso hay que ampliar mercados. Tenemos que mejorar la competitividad de las empresas”.

En el segundo bloque Romina Andrioli planteó una pregunta específica a cada debatiente. 

La primera fue dirigida a Fernando Isabella: “¿cómo piensa corregir al actual déficit fiscal, que se ubica en los peores niveles en treinta años, con alguna medida que no se haya podido hacer hasta ahora?”.
Al respecto, Isabella dijo que “vorregir el déficit fiscal es una cosa muy importante y la apuesta central es retomar el crecimiento”, y agregó: “Nosotros apostamos a la transformación productiva, entendiendo que el país tiene mucho potencial insertándose en la economía del siglo XXI, basado en grandes avances”.

La siguiente pregunta fue para Luis Freda: “en un contexto de recursos públicos limitados, ¿qué rol entiende Unidad Popular que tiene que tener las empresas privadas en la economía?”.
Freda dijo, matizando, que “con respecto a que los recursos son limitados podemos tener matices porque creemos que aun hay lugares de donde se pueden extraer recursos”. Con respecto a las empresas del país dijo: ”Nosotros valoramos que existan empresas privadas y entendemos que son parte de la dinamización de la economía. Queremos que esas empresas privadas contribuyan a los sectores que nos interesa desarrollar, que puedan tener una participación activa en la economía, obviamente siempre dentro del marco regulatorio del Estado. Queremos poder articular con esas empresas la política de producción nacional, fijar una estrategia de producción nacional y que las empresas se adapten a esas estrategias. Creemos en un tipo de empresas privadas que participen de una economía con Consejos de salarios, que garanticen adecuados niveles de retribución y que contribuyan con los impuestos. Las empresas privadas son necesarias y han de adaptarse a un marco regulatorio y en pos de las líneas estratégicas de valor, integrándolas a cadenas de valor y a la idea de producción que tiene el país”.

En tercer lugar la pregunta fue dirigida a Azucena Arbeleche:"en materia salarial ¿que lineamientos fijaría un gobierno del Partido Nacional: mantener salario real ajustando por inflación o ajustes por debajo de la inflación con la consiguiente pérdida de salarios?".
Primero de todo, aseguró: “No se puede perder el poder adquisitivo de los salarios”. Por otro lado, dijo que “el Partido Nacional va a convocar a los Consejos de salarios. Necesitamos que se mejoren y que a ellos se incorporen elementos que hoy están ausentes, como por ejemplo la productividad a la hora de ajustar los salarios por encima de la inflación. Nuestra propuesta es crear un Consejo técnico al nivel del Consejo superior tripartito en donde estén representados los distintos actores y partidos para poder discutir todos estos temas entre las tres distintas partes: cámaras empresariales, PIT-CNT y gobierno.

La pregunta para Ana Inés Zerbino fue "¿qué instrumento debería utilizarse para la distribución de la riqueza?".
Zerbino respondió que “el Estado debe intervenir en todas aquellas situaciones en las que el mercado tiene fallas y no hace una buena asignación de recursos. Cuando hablamos de mercado estamos hablando de que el mercado son personas, empresarios, proveedores y clientes negociando en un ámbito libre que se rige por la ley de la oferta y la demanda. En los casos en los que el mercado tiene fallas el gobierno tiene que intervenir como órgano regulador”.

Por último, a Marcel Vaillant se le preguntó “¿cómo mejoraría la competitividad a través del tipo de cambio sin que eso afectara o incidiera en la inflación? ¿El Banco Central debería intervenir en el mercado?”
Respondió que esa cuestión “tiene que ver con la política fiscal. Uruguay tiene un problema macroeconómico de dominancia fiscal, tiene un déficit muy alto, y eso revela algo sobre el funcionamiento del Estado. En ese sentido hay que mejorar las capacidades del Estado y lograr financiar el gasto es una de esas mejoras que hay que hacer”.
Según Vaillant “Uruguay no tiene que hacer grandes cambios en materia de política económica monetaria, sino ser más estricta en los objetivos de inflación y alinear más la política de ingresos con la política monetaria, tratando de llevar la inflación a los niveles de confianza necesarios, el 3%”. Planteó que “hay que generar las condiciones para el crecimiento económico, y Uruguay tiene que hacer dos cosas: por un lado establecer una modalidad de ajuste y desarrollar capacidades estatales para lograr desarrollar las reformas que van más allá del gobierno y que requieren de una convergencia democrática”.

En un siguiente bloque de repreguntas y de preguntar intercaladas, se enfatizaron algunas de las idea planteadas aquí y se introdujeron algunas nuevas. El debate completo puede verse entrando en este enlace.