Dieron la bienvenida a estudiantes privados de libertad

 

WhatsApp_Image_2018-03-14_at_15.49.15.jpeg

Foto: Encuentro con estudiantes privados de libertad - Unidad de Comunicación - FCEA - Udelar

 

El miércoles 14 de marzo en la Sala de eventos de la Unidad N°4 Santiago Vázquez tuvo lugar un encuentro con estudiantes de Facultad que están privados de libertad. Allí el decano Rodrigo Arim, junto con Andrea Vigorito, docente del Instituto de Economía (IECON), e integrantes de la Comisión Cogobernada de Inserción de Estudiantes Privados de Libertad, presentaron el Protocolo para la inserción de Estudiantes Privados de Libertad.

En esta ocasión, dicha comisión fue representada por Analía Rivero, coordinadora de la Unidad de Extensión y Relacionamiento con el Medio, Felipe Berrutti, docente del IECON, Ignacio García, asistente académico, dos integrantes del Centro de Estudiantes de Ciencias Económicas y de Administración (CECEA) y dos integrantes del programa Tutorías entre pares de la Unidad de Apoyo a la Enseñanza (UAE).

La Universidad de la República (Udelar) y el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) han comenzado a desarrollar actividades conjuntas a efectos de facilitar la inserción estudiantil de personas privadas de libertad (PPL) que deseen realizar estudios terciarios. En particular, ambas instituciones firmaron en agosto de 2016 un convenio marco de cooperación a efectos de fomentar la docencia, la formación, la extensión y la investigación en áreas de mutuo interés. Asimismo, el INR ha acordado en junio de 2017 criterios para la redención de pena por aprobación de cursos en la Udelar. Queda en evidencia la necesidad de pensar y desarrollar protocolos de acción específicos para facilitar la inserción a la vida universitaria de estudiantes en un contexto muy singular como la privación de libertad.

Apuestan por la inclusión de estudiantes privados de libertad

Las primeras palabras fueron del decano, Rodrigo Arim. Dio la bienvenida a todos los estudiantes, Beatriz, Leonardo, Nicolás, Gabriel, Rodrigo y Juan. Manifestó el orgullo que supone gestionar un proceso de tales condiciones, aceptando que es un gran desafío en el que se depositarán los mejores esfuerzos para avanzar. “Como Universidad de la República nos debemos a la República, y la vocación de la Facultad es hacer la vida de los estudiantes los más fácil posible”, aseguró. Dejó en claro la intención de seguir construyendo y de hacerlo con la colaboración de los Estudiantes Privados de Libertad, para construir en conjunto lo que a ellos les venga mejor para estudiar, “es nuestra obligación y, aunque falten medios, tenemos la vocación”, concluyó.

Posteriormente Analía Rivero y Felipe Berrutti presentaron el protocolo. Este documento fue escrito por una comisión cogobernada y aprobado en Consejo de Facultad recientemente: “es una hoja de ruta para este año que posibilite la inscripción, el acceso y el desarrollo para los estudiantes”, aseguró la coordinadora de la Unidad de Extensión. Aclararon que dicho documento es modificable, y que las sugerencias de los estudiantes privados de libertad son bienvenidas. Por su parte Felipe Berrutti declaró: “ustedes son estudiantes de la Facultad y les corresponden todos los derechos”.

Camila Paleo y Matías Strehl, integrantes del CECEA, que ya habían colaborado con tutorías, manifestaron su intención de continuar colaborando, pero añadieron: “apuntamos a que se dependa menos del apoyo de estudiantes del CECEA y que sea la institución la que pueda cubrir todas las necesidades”. Además, aclararon, existen becas de materiales ofertadas por el CECEA disponibles para todos los estudiantes.

Andrea Vigorito, investigadora del IECON, presentó la prueba diagnóstica: “desde el año pasado los nuevos estudiantes que ingresan en Facultad hacen una prueba con el fin de conocer su nivel en matemáticas y comprensión lectora y habilitar mecanismos de apoyo en el caso de aquellos estudiantes con mayores dificultades”. Los estudiantes que tuvieran acceso a internet podrían hacer la prueba virtual a través de la plataforma del EVA, explicó, mientras que la estudiante que integraba esta iniciativa tendría que hacer la prueba en papel, pues las mujeres de la Unidad N°5 no tenían acceso a internet.

Juan, Gabriel y Nicolás son tres de los estudiantes privados de libertad de la FCEA. Es la primera vez que Juan se anota para cursar la carrera de Economía y lo hace a raíz de un compañero de trabajo que estaba anotado desde el año anterior y que lo animó. Gabriel, por su parte, cursó materias el año pasado, cuatro en el primer semestre, aprobando Introducción a la Economía de la carrera Técnico en Administración. Ahora quiere retomar las asignaturas del primer año que le quedaron pendientes. Nicolás, sin embargo, estudió hace varios años y tiene un par de materias salvadas de la carrera de Contador pero, por diferentes cuestiones laborales y por otros cursos a los que se anotó, dejó la carrera. Esto, dice, “es una oportunidad para retomar los estudios, además de la redención de pena que supone cursas estudios de nivel terciario. Para nosotros es importante porque permite adelantar y prepararnos para salir a la calle”. Gabriel añade, en esa misma línea, que “este tipo de iniciativas posibilitan una capacitación para un futuro mejor, y aprovechar el tiempo estando acá invirtiéndolo en hacer algo constructivo, crecer como persona y encarar de mejor manera la salida”.