Calidad con equidad de género

 

Tras auditoría sobre Modelo de Calidad con Equidad de Género, Facultad recibe certificación nivel 1 “Compromiso”

El viernes 15 de diciembre, en un acto en Torre Ejecutiva, se hizo entrega a la Facultad de la certificación Nivel 1 “Compromiso” del Modelo de Calidad con Equidad. En el acto también se otorgó la certificación a la Facultad de Ciencias Sociales y al Banco Central. 

compromiso calidad con equidad

Comités de calidad con equidad y decanos de Facultad de Ciencias Sociales y Facultad de Ciencias Económicas y de Administración reciben certificación. Foto: Ucyp-FCS-Udelar

 

 

Tras una auditoría realizada en el mes de noviembre, la Facultad recibió una comunicación de parte de la Directora de Inmujeres, Mariana Mazzotti, donde se concluye que “la Facultad de Ciencias Económicas ha demostrado compromiso en la implementación del Modelo y viene transitando de manera satisfactoria la dificultad propia de la implantación de una política innovadora y reciente, alentando a continuar profundizando y consolidando este proceso de transformación.” y se recomienda, por lo tanto, otorgar la certificación nivel 1 “Compromiso”.

Consultado sobre la importancia de la certificación, el decano Rodrigo Arim valoró positivamente el hecho de que “obliga a pensar en términos de equidad de género cada vez que vas a tomar una decisión que afecte a la Facultad”. Desde su punto de vista, el Modelo permite contar con un “mecanismo que protocoliza la adecuación de un conjunto de prácticas, que si no de forma voluntaria es bastante difícil de asumir.”

Andreina Moreira, integrante del Comité de Calidad con Equidad, explica que “el compromiso en el modelo es el primer nivel (hay cuatro) y te permite cerrar una etapa de trabajo y elaborar un plan de trabajo a un año.”

Moreira cuenta que el trabajo realizado para obtener la certificación consistió en “hacer el diagnóstico identificando brechas en la organización vinculadas a las desigualdades de género y a partir de ese diagnóstico elaborar un plan de acción que permita superar las brechas diagnosticadas”. Dichas brechas se encontraron mayoritariamente en el acceso a cargos.

Por otra parte, el comité trabaja en otras situaciones de inequidad, cuyo tratamiento requiere de discusión sobre la política y protocolización de procedimientos. Moreira sostiene que “el problema más grande es el del reconocimiento de los procesos de corresponsabilidad en el cuidado, en el trabajo, en afrontar los procesos de discriminación, violencia o abuso. La Facultad se ha acostumbrado a que estos problemas se resuelvan solos. Estas dificultades no son nuevas, pero son invisibles.” Sin embargo, confía en que el proceso de discusión que demanda el MCEG logrará mecanismos que permitan prevenir y visibilizar.

 

El camino del compromiso

Para el decano Arim, el compromiso quiere decir que, si bien “estamos lejos de que la institución funcione en base a reglas de equidad de género -reglas incorporadas, no escritas- estamos en un camino donde empezamos a comprometernos con una lógica distinta.” Este proceso permite “estar más conscientes de nuestro grado de posición y avance en términos de equidad de género en la carrera docente, en la carrera funcional no docente, y estar concientes de otras cuestiones, como la importancia de contar con una sala de lactancia en nuestro edificio”

“En Facultad hay señales de identidad que están cambiando respecto al acoso o a la violencia de género que veo que está bueno que estén cambiando” explica Arim. “El proceso de MCEG contribuye a explicitar que estas cosas no son aceptables. Obviamente, la auditoría no te asegura que no pasen, ni te asegura que la institución reaccione correctamente cuando pasen; pero nos pone en alerta: estas cosas no deben suceder de ninguna manera. Y si se da una agresión de esta naturaleza, se tiene que tratar institucionalmente, no como si fuera un problema individual más o menos cerrado a la gente que vivió eso.”

¿Qué es el Modelo de Calidad con Equidad de Género?
El modelo es una herramienta diseñada para lograr la reducción de brechas de género en el ámbito laboral por medio de acciones planificadas y procedimientos que apuntan a transformar las estructuras de trabajo y la gestión del personal en forma más justa y equitativa.

 


DLPC