• Home
  • Institucional
  • Comunicación
  • Noticias
  • Aprender en cualquier contexto

Aprender en cualquier contexto

 

Estudiantes de la carrera en Contador Público y la Licenciatura en Administración cerraron actividades de un EFI en la Cárcel de Punta de Rieles.

El viernes 1º de diciembre, en la Unidad Penitenciaria n.º 6 Punta de Rieles se realizó el cierre del Espacio de formación integral (EFI): Administración de riesgos, control interno y organización de emprendimientos en contexto de encierro. Allí, docentes, estudiantes, operadores carcelarios, autoridades de la Cárcel y personas privadas de libertad atendieron a las presentaciones finales del EFI y compartieron un brindis posterior. Este EFI, que va por su segunda edición, involucra a docentes y estudiantes, 2 emprendimientos a cargo de personas privadas de libertad y a operadores penitenciarios del área de Tesorería y Contaduría. El equipo docente de la Unidad Curricular (UC) de Control Interno y Auditoría está integrado por Carlos Galvalisi (coordinador), Lorena Cortalezzi y Andrea Beltrán.

El EFI tiene como objetivo que, a partir de un adecuado conocimiento de la entidad objeto de apoyo y de la identificación de los riesgos de mayor significatividad para la misma, estudiantes realicen propuestas que permitan mitigar los riesgos, así como aportar a la mejora de aspectos organizacionales, de procesos y de gobernanza.

Como antecedente de este EFI, en 2015 la UERM junto con el PIM y el Centro de Formación Penitenciaria (CEFOPEN), desarrolló el Curso - Taller: “Capacitación contable a operadores/as penitenciarios/as que apoyan el trabajo en emprendimientos productivos”. En ese momento, se puso de relieve el tema de los emprendimientos productivos –existen 50 en Punta de Rieles– por lo que el PIM toma contacto con la UERM a fin de generar el curso. Terminado el mismo, se evaluó de manera interinstitucional la pertinencia de crear un EFI que diera continuidad a algunos de los emergentes del mismo. En una Facultad donde las experiencias de extensión suelen ser con microemprendimientos, cooperativas y escuelas públicas, trabajar en una cárcel es una novedad.

Estudiantes hacen una presentación

Un grupos de estudiantes trabajó con el emprendimiento Galletería, otro con Confitería y –a partir de la demanda de la Unidad Penitenciaria– otro con las operadoras carcelarias de las secciones Tesorería y Contabilidad. Se enfocaron en realizar análisis de los emprendimientos y propuestas de mejora. Además, se realizó una presentación sobre la realidad tributaria de nuestro país, a demanda de los encargados de los emprendimientos. “Ellos comenzaron a preguntar, y nosotros lo tomamos como parte de nuestro trabajo” explicó Beltrán.

 

Todos aprendemos de todos

Al finalizar las presentaciones se compartió un brindis con productos de la Confitería, elaborados en la Unidad Penitenciaria. En un clima de compañerismo, se expresaron comentarios finales: Luis Parodi, director de la cárcel, expresó que estaban muy contentos, y que había servido para ordenar mucho el trabajo. Analía Rivero, coordinadora de la UERM, señaló la importancia de la actividad y anunció que se continuará trabajando en este ámbito el año que viene en los dos semestres. Remarcó que esta es una forma novedosa de aprendizaje para los estudiantes, valoró la disposición, el buen trato y la confianza de todas las partes.

Los grupos de estudiantes agradecieron la excelente disposición de las personas con las que trabajaron y remarcaron que fue una muy buena experiencia. Desde su punto de vista, representa una forma novedosa de aprender. Requiere que se apliquen los contenidos teóricos aprendidos a lo largo de la formación en una situación de la vida real, muy distinta al contexto del aula y al contexto habitual donde se desarrolla la profesión. Los aprendizajes son variados y valiosos: resultan de la aplicación de los contenidos curriculares en la dinámica cotidiana de un emprendimiento, así como del diálogo con las personas involucradas, y de los propios desafíos y realidades diferentes que implica el contexto de encierro.

Para los encargados de los emprendimientos, el EFI representa, por un lado, aprender sobre cómo administrar mejor su emprendimiento, sistematizando conocimientos que normalmente “guardan en la cabeza” y haciendo uso de herramientas técnicas propias de la administración y contabilidad. Además brindan la oportunidad de compartir tiempo con otras personas ajenas a la Unidad Penitenciaria. Reconocieron y agradecieron el buen trabajo del grupo. “Nos sirvió y nos va a seguir sirviendo”.

 

 

Para Beltrán, por otra parte, representó una experiencia enriquecedora en muchos aspectos. Además de aplicar los conocimientos en un contexto muy distinto al que habitualmente se practica la profesión, el EFI rescata el valor de un plano de trabajo humano y social.

Finalmente, Marcelo Pérez, del PIM, señaló que “se puede aprender en cualquier contexto y que los contadores pueden hacer extensión”. Consultada sobre esta frase, Beltrán comentó: “¡Comparto totalmente! Todos aprendemos de todos. Si nos juntamos todos se nos ocurren más ideas de las que haríamos solos.”

 

¿Qué es un EFI?
Los Espacios de Formación Integral (EFI) son cursos teórico-prácticos dirigidos a los estudiantes de grado en donde se conjugan tres elementos: Intercambio de conocimientos entre universitarios y no universitarios, en donde la regla es que todos aprenden; integración de equipos interdisciplinarios como forma de aproximarse de manera más acertada a los problemas en el entendido de que la realidad es compleja; combinación de las funciones de la Universidad (enseñanza, investigación y extensión) en la metodología de trabajo propuesta.

 

DLPC